La primera entrega de la campaña “Dona un kit. Protege a un residente”, una iniciativa de la Facultad de Medicina y Fundación UNAM, fue para los médicos especialistas del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, donde se entregaron 4 mil 500 equipos de protección personal.

Continuaremos trabajando arduamente con el corazón

La doctora Berenice Torres Rojas es residente en Neumología, área COVID-19, donde recibieron 14 kits que les han ayudado para protegerse al entrar a revisar pacientes. “Fundación UNAM y Facultad de Medicina ¡gracias! por pensar siempre en sus egresados, en su personal y estar siempre preocupados por nuestro México. Continuaremos trabajando arduamente con todo el corazón. Gracias por animarnos”, expresó.

Asimismo, consideró que el papel de los profesionales de la salud es parte importante en la lucha contra la pandemia, pero es fundamental reconocer también al personal administrativo, las enfermeras, el equipo de seguridad y de intendencia como parte de ese gran equipo que está trabajando para contenerla.

Gracias por estar desde el primer día de mi formación

“Nuestro papel, como siempre lo ha sido, es cuidar de la salud, del bienestar y la integridad de los pacientes. Viendo siempre por no dañarlos física, emocional ni moralmente. Como aprendimos desde el primer día que llegamos a la Facultad de Medicina, lo primero es no dañar”, aseguró la doctora Elizabeth Andrea Durán Piña, residente de Infectología en el pabellón 405.

En esa área recibieron 12 kits con careta y 12 sin careta, los cuales han sido de gran ayuda, ya que están en contacto directo con enfermos de COVID-19. “Gracias a la gente que ha donado y a mi Facultad por estar desde el primer día de mi formación, y respaldarnos cuando se necesita”, manifestó.

Podemos realizar nuestro ejercicio profesional de forma segura

El doctor Juan Eduardo Sánchez Núñez es jefe de residentes de Urología, donde se continúa con la atención de pacientes con enfermedades del tracto genitourinario que, en estos tiempos de contingencia por COVID-19, algunos de ellos pueden presentar la infección de forma sincrónica.

En su servicio recibieron 48 kits, lo que permite continuar con la atención de los pacientes que son parte de la población más vulnerable del país. “Nuestro mensaje para las personas es que se queden en casa para que nos ayuden a disminuir la curva de contagio, y recordarles que si enferman, aquí estamos por y para ellos. Agradecemos infinitamente el esfuerzo que realiza la Facultad de Medicina y Fundación UNAM, su loable labor nos permite continuar realizando nuestro ejercicio profesional de manera segura”, afirmó.

Los kits son indispensables para la atención al paciente

El doctor Samuel Sevilla Fuentes, residente de sexto año de Infectología, indicó que los equipos de protección son necesarios para brindar atención y contribuyen a la seguridad del personal. “Las batas nos cubren hasta debajo de la rodilla, son cómodas, son equipos completos y, sin duda alguna, colaboran a ser parte del equipo de protección personal ante una situación de emergencia mundial”.

Al agradecer la donación, destacó que todos los que conforman el hospital realizan actividades indispensables y arriesgan su salud para cuidar la de la comunidad. “El mensaje es contundente: quédense en casa para ayudar”, reiteró.

Gracias por este gesto de amor

“No somos héroes, simplemente somos gente haciendo su mejor trabajo. Gracias por el apoyo a los médicos, enfermeras y personal hospitalario, es un gran gesto de amor para todos nosotros. Y gracias a la gente que ha apoyado esta causa, es momento de mantenernos unidos”, manifestó la doctora María Fernanda Aguilar Piedras, quien es residente de Medicina Interna y rota en Urgencias.

Recordó que la mejor manera de apoyar a los médicos y personal hospitalario, es cuidándose: “Es muy difícil ver el mal pronóstico que tienen los pacientes, así que quiéranse y cuídense; si es difícil quedarse en casa, no se imaginan lo difícil que es salir a trabajar y exponerse todo el tiempo”, aseguró